10/11/15

Personajes: Henry Crawford


  ¡Hola! Hoy estamos estrenando una nueva sección y diseño. Después de algunos días luchando contra los códigos html creo que al fin el blog se esta viendo presentable. Espero que sea igual de agradable para ustedes :)

   La nueva sección consistirá en una ficha personal de los personajes que considere importantes, memorables o resaltables. En este caso, nuestro primer especial sera dedicado a Henry Crawford ¿Porque elegí a Henry? Pues porque considero que es uno de los personajes más interesantes escritos por Jane Austen. 

  ¿Incluso más que el popular y perfecto Darcy? No me linchen pero casi, Henry robo mi corazón.

  En la mayoría de las novelas de Jane Austen se nos presentan dos personajes masculinos con caracteres drasticamente opuestos. Uno de ellos es adorable y encantador, todo un caballero, amable e inteligente con firmes valores y principios, y el otro, el antagonista, solo sirve para ser el malo de la historia y darle aún más brillo a nuestro héroe. Este ultimo personaje suele enamorarse de la protagonista pero termina siendo rechazado y viviendo en el epilogo una vida miserable o según la definición de Jane Austen, en un mal matrimonio o con una incorrecta elección de pareja.


  Henry Crawford pertenece a este segundo grupo; el de los renegados y de base moral inestable. El grupo de los rechazados que al estilo de los hermanos Grimm solo sirve a enseñarle a las jovencitas lo peligroso que es dejarse llevar por las apariencias o mantenerse alejada de los hombres de reputación dudosa para no acabar en un mal matrimonio.

  Henry parece encarnar la perversidad que Edmund carece. Es un libertino, extremadamente vanidoso cuando Edmund es humilde y con sólidos principios. Tal parece que el adorable Edmund, tan luminoso como el sol fuera el que hiciera latir mi corazón de piedra. Pues no. Fue el disoluto Henry Crawford.

  La explicación de ello es solo que Edmund es tan perfecto que me hace bostezar, Henry en cambio me hace ladear la cabeza con curiosidad. ¿Como un personaje tan perverso puede contener un carácter tan dulce? He allí la cuestión.


   Henry en primera instancia se nos presenta como un vicioso libertino, totalmente seguro de sí mismo, cuyo objeto de disfrute consiste en conquistar mujeres para así alimentar su grandísimo ego. No es muy apuesto, pero sí bastante inteligente, con un carisma y personalidad tan magnéticos que parece atraer a todo el mundo a su alrededor(o por lo menos, a todas las mujeres a varios kilometros a la redonda).

   El punto clave de la historia es cuando la perversidad de este personaje logra ser reformada gracias al poder del amor (jaja, tan ridículo como suena, es cierto). Tratando de conquistar a la tímida e insulsa Fanny Price, para entretener su tiempo en Mansfield Park, el tiro le salio por la culata y el que termino enamorado fue él. No olvidemos que todo esto fue escrito por Jane Austen; la romántica y a la vez desapasionada, con una fría pluma que describe con agudeza y precisión personajes cuidadosamente trabajados. 

  Henry Crawford cambia y evoluciona a lo largo de la trama. Poco a poco como si estuviéramos quitándote capas y capas a una cebolla, vamos que descubriendo que detrás de su ruin comportamiento, existe una dulzura de carácter, una sencillez y sensibilidad de naturaleza, y un gran y afectuoso corazón.  (Jaja, ¿no les dije que robo mi corazón?)
  
  A todas luces, este personaje resulto ser el villano que sorprendió a todos con un corazón noble, llegando finalmente a la redención enamorándose de la única jovencita que parece inmune a sus encantos. La cuestión es: ¿brillara por su propia luz? o ¿seguirá el camino de sus odiosos y malvados antepasados literarios?...

... tendrán que leer el libro para saberlo :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario